• Donaciones - Instituto de Neuroprotección Infantil
  • INSTITUTO DE NEUROPROTECCIÓN INFANTIL - INPI
    Ideas para estimular el movimiento de tu hijo

    Ideas para estimular el movimiento de tu hijo

    El desarrollo motor es clave para el desarrollo cerebral y aprendizaje en los niños/as.

    La estimulación motora a los distintos músculos del cuerpo – desde la cabeza hasta los pies y extremidades – es clave para que el niño/a explore su cuerpo en relación al mundo que lo rodea. Acá te mostramos consejos de desarrollo motor para las distintas edades.

    El movimiento del cuerpo favorece su aprendizaje y su desarrollo cerebral. Los ejercicios de motricidad gruesa permiten al niño/a explorar, investigar, superar y transformar situaciones de conflicto, enfrentarse a limitaciones, relacionarse con otros y expresarse con libertad. La estimulación motora tiene una serie de beneficios para el desarrollo de tu hijo/a: 

    •  Fortalece la coordinación y el equilibrio.
    •  Permite desplazarse y moverse en su entorno.
    • Desarrollo del ritmo, mejorando la memoria.
    • Potencia y desarrolla las funciones de su cerebro.
    • Desarrolla la agilidad y fuerza.
    • Estimula las hormonas de la felicidad: dopamina, oxitocina, serotonina y endorfinas.
    • Controla la coordinación motora y orientación del espacio del cuerpo.

    Ten en cuenta que cada niña/o lleva su propio ritmo de aprendizaje y debemos respetarlo. Procura realizar los siguientes ejercicios trabajando ambas partes del cuerpo, sin forzarla/o y eligiendo un momento donde la niña/o esté más descansada/o o dispuesta/o para prestar atención.

    ¿Cómo fortalecer la estimulación motora por edad?

    Durante el embarazo

    • El sentido del equilibrio y balance es el primer sentido que desarrolla el bebé dentro del útero y se activa con el movimiento. Por tanto, si te mantienes activa y en movimiento (ejercicios adecuados para el embarazo), estimularás el desarrollo de tu bebé. Encuentra aquí ejercicios que puedes hacer.

     

    0 a 3 meses:

    Fortalece su cabeza y tronco: 

    • Apoya a tu bebé boca abajo para que levante la cabeza y comience a controlarla cuando esté sentado. Acaríciale desde la nuca hasta la zona lumbar.
    • Tómalo en posición vertical para ejercitar su cuello y cabeza. Muéstrale objetos para que siga con la mirada y comience a voltear la cabeza. 

     

    3 a 6 meses:

    Fortalece espalda e incentívalo a sentarse:

    • A los 6 meses ya es capaz de sentarse con apoyo y lograr utilizar ambos lados del cuerpo al mismo tiempo, también puede voltearse estando boca abajo.
    • Apoya su proceso sujetándole las manos, dejando que el bebé haga fuerza para subir. 

     

    6 a 9 meses:

    Favorece el arrastre y gateo:

    • El bebé ya tiene intenciones de ponerse de pie, intenta alcanzar juguetes y logra balancearse adelantes y hacia atrás. Acércale juguetes que lo impulsen a desplazarse como carritos o pelotas para que pueda empujar y jalar.
    • Cuando ya gatee, puedes crear un circuito entretenido y estimulador con túneles (que puedes hacer con sillas o sábanas), poniendo juguetes o almohadas de obstáculos. 

    Ideas para estimular el movimiento de tu hijo

    9 a 12 meses:

    • Incentiva su caminar:
      • El bebé ya se para, gatea y puede que dé sus primeros pasos, disfruta desplazarse por la casa, mecerse y bailar.
      • Para apoyar su motivación a ponerse de pie, puedes usar una hilera de sillas o un banco bajito para que se apoye. Asimismo, motivarlo a bailar y mecerse al ritmo de la música.

     

    Para bebés de más de 12 meses:

    • Cuando tu hijo/a ya comienza a caminar, puedes hacer circuitos entretenidos con pequeños desafíos: esquivar elementos a su paso, lanzar una pelota, crear una red de lazos para cruzar hacia el otro lado, indicaciones para saltar o mover los brazos.

     

    Revisa más ideas de ejercicios en el Programa Chile Crece Contigo.

    About Caro

    top scroll